¿Qué es un lifting facial no quirúrgico?

El lifting facial no quirúrgico se refiere a procedimientos como inyecciones y rellenos faciales, así como otros tratamientos como láser y radiofrecuencia que no requieren hospitalización ni el uso de bisturí. Estos procedimientos tienen una recuperación casi inmediata, lo que significa que normalmente pueden salir del consultorio médico sin molestias.

Los procedimientos que se prefieren realizar en “Lifting Facial No Quirúrgico” varían en todos los individuos, dependiendo de las necesidades específicas que cada uno tenga. A medida que envejecemos, el volumen de la cara se pierde, especialmente en las mejillas, los labios, alrededor de la boca y debajo de los ojos. Con el uso de rellenos, los cirujanos plásticos reemplazan ese volumen perdido para ayudar a rejuvenecer la apariencia del rostro. Además de las líneas faciales, también se puede inyectar Botox, generalmente en el área de la frente, lo que prácticamente se puede llamar “lifting de cejas”.

Foto de estudio de hermosas mujeres jóvenes posando sobre un fondo gris

Además, un procedimiento que permite el lifting facial evitando pinchazos con agujas es la radiofrecuencia. RF ayuda a tensar y rejuvenecer las líneas faciales, lo que da como resultado una piel más tersa y de apariencia más joven. El aumento de la circulación sanguínea provocado por el calor de RF tiene un efecto terapéutico en los tejidos, ya que aumenta la absorción de nutrientes y la eliminación de productos y desechos innecesarios.