Pechos Asimétricos

Senos asimétricos: ¿hay que preocuparse? Averigüemos más

Un seno asimétrico es muy común en las mujeres: la asimetría entre el lado derecho y el lado izquierdo del cuerpo, por el contrario, es un fenómeno bastante extendido que no debería preocuparte en absoluto.

Si incluso la diferencia de tamaño o forma de los dos senos fuera bastante relevante, es posible recurrir a una intervención que podemos definir a medio camino entre la cirugía plástica y la cirugía estética y con la que es posible corregir los senos asimétricos, recurriendo a técnicas que provienen de ambos sectores.

¿Qué es la asimetría?

Varios tipos de asimetría pueden afectar el seno femenino. El primero, y quizás el más obvio, se refiere al tamaño; pero también hay diferencias en la forma o incluso en la posición (cuando uno de los dos senos es más tonificado y alto que el otro). La asimetría, sin embargo, también puede afectar sólo a las areolas oa los pezones: también en este caso lo que se observa es una diferencia de forma y tamaño, o incluso de orientación.

Causas de los senos asimétricos

Las causas de la asimetría mamaria son diversas: los factores que la determinan pueden ser congénitos o mecánicos, en ocasiones quirúrgicos (como en el caso de las extirpaciones por extirpación de tumores mamarios).

En algunos casos, entonces, la asimetría puede ser consecuencia de eventos particulares vinculados a traumatismos localizados en el área mamaria. También se puede atribuir cierta influencia a una respuesta diferente a los estrógenos, mientras que no se deben subestimar los aspectos prácticos relacionados con la lactancia o el envejecimiento, así como el aumento de peso que son capaces de aumentar la diferencia entre las dos mamas.

Ámate a ti mismo concepto.  Feliz dama afroamericana con curvas abrazándose a sí misma, complacida mujer milenaria negra de pie con los ojos cerrados y sonriendo, posando desnuda aislada sobre el fondo marrón del estudio

La importancia de la experiencia

En cualquier caso, para las mujeres que tienen diferencias entre las dos mamas como para experimentar molestias, es fundamental contactar a un especialista para un examen cuidadoso de la situación que les permita abordar mejor el problema identificando la mejor solución para garantizar un resultado que permanece constante en el tiempo.

Puede optar por operar solo un seno o ambos y es posible que deba recurrir a diferentes técnicas quirúrgicas combinadas; por esta razón, es importante que el médico tenga experiencia tanto en el campo de la cirugía reconstructiva como estética, para establecer ya durante la visita preliminar qué procedimientos utilizar, evaluando junto con el paciente no solo las expectativas sino también las perspectivas de una mayor duración. resultados.

Posibilidad de cirugía de mamas asimétricas

La evaluación del cirujano es, por lo tanto, necesaria para elegir el mejor curso de la intervención, ya que no se puede definir un estándar; las opciones en el campo son diferentes y varían de un caso a otro: se puede reducir o aumentar el volumen, o bajar o subir el surco mamario, como reducir o cambiar la forma de la areola.

La intervención en los casos más sencillos (aquellos en los que, por ejemplo, simplemente hay una mama más grande que la otra) supondrá una reducción de volumen mediante una mamoplastia de reducción unilateral. Sin embargo, si se opta por intervenir aumentando la mama más pequeña, la estrategia terapéutica podría complicarse: el cirujano debe evitar que las dos mamas sean diferentes. Por ello, cuando se desea un aumento de grado medio, se puede valorar la corrección con prótesis de aumento o mastopexia incluso del lado no intervenido.

Si los aumentos son menores, sin embargo, la mejor estrategia a considerar es la del lipofilling, que no implica prótesis, sino inyecciones de grasa y garantiza una mama más firme, sin cicatrices ni cuerpos extraños.