Masajes Drenantes después de la Liposucción

Después de haber realizado una liposucción es necesario moldear la nueva figura del cuerpo, eliminar el líquido para reducir la fibrosis y acumulación de tejido adiposo, eliminando las irregularidades que puedan presentarse después de la cirugía.

Los masajes se inician preferentemente al día siguiente de la cirugía. La estimulación linfática es muy importante para que el paciente elimine el líquido infiltrado durante la liposucción al estimular la diuresis.

Protocolo post masaje

Las regiones drenadas también drenarán después del masaje, especialmente en los primeros días cuando la cantidad de líquido presente es considerable.

Para ello es necesario aplicar compresas absorbentes o absorbentes íntimos en los orificios de salida.

Posteriormente, ayudar al paciente a colocarse la vaina de compresión y, si así lo indica el cirujano, colocar eventuales espumas o tablas, cuidando que la piel no se doble sobre sí misma.

Para facilitar la colocación de la funda, coloque primero la parte de los muslos, tire de la zona de los hombros hacia arriba y cierre la funda de abajo hacia arriba con el paciente acostado boca abajo.

Señales de advertencia:

  • Aumento de temperatura por encima de 38. (Nota: la temperatura hasta 37,8 es normal en los primeros días postoperatorios y se debe a la hemólisis)
  • Dolor intenso que no cede con los analgésicos prescritos.
  • Sangrado abundante (NOTA: el líquido que saldrá de los orificios durante los primeros días será de color rojo brillante. La cantidad de sangre en este líquido es solo el 1% del líquido).
  • Importantes colecciones de líquido localizadas en las regiones afectadas por la cirugía. (Nota: si observa acumulaciones de líquido (seroma), avise al cirujano que extraerá el líquido con la ayuda de una aguja).
  • Necrosis cutánea o desepitelización de la piel de las regiones operadas. (Nota: la región de los glúteos puede aparecer de color azul oscuro después del lipofilling).
  • Signos de infección de la piel (calor al tacto, salida de pus u otras secreciones malolientes, eritema de la región) Nota: preste especial atención a la región glútea donde la proximidad a la región anal puede provocar infecciones incluso importantes.
  • Dolor intenso en los miembros inferiores. (signos de trombosis: avisar al cirujano).
  • Gran dificultad para respirar. (signos de embolia: avisar al cirujano).
  • Cefalea de intensidad severa e irreductible después de tomar analgésicos. (signos de embolia: avisar al cirujano).