Manchas Solares

Descubra cómo eliminarlos permanentemente

La exposición al sol puede provocar, además de un agradable bronceado, la aparición de molestas manchas solares en la piel.

Esto puede ocurrir por varios factores, sin embargo, es fundamental recordar que si no se utilizan factores de protección total, en todo el cuerpo, y durante el tiempo que dure la exposición al sol, es mucho más probable que aparezcan. El problema es que, aunque la mayoría de las veces esta hiperpigmentación de la piel desaparece junto con el bronceado, otras veces no.

Así que vamos a entender mejor qué son las manchas en la piel, por qué se forman y cómo eliminarlas cuando siguen siendo visibles incluso después del verano.

Manchas en la piel

Las manchas en la piel se reconocen por su forma y tamaño irregulares. Tienden a aparecer en la cara, pero pueden ocurrir en cualquier parte del cuerpo que haya estado expuesta al sol.

El desencadenante suele ser el sol, concretamente la exposición sin protección. Los rayos del sol interfieren en el proceso de bronceado: los rayos UV provocan un aumento en la producción de melanina que, en consecuencia, provoca la aparición de estas molestas manchas.

Normalmente, las personas más afectadas por esta imperfección son las personas mayores de 60 años, tanto hombres como mujeres. Sin embargo, pueden aparecer a cualquier edad, así que tratemos de entender qué tipos de manchas solares existen.

Mujer asiática que tiene problemas en la piel comprobando su rostro con una mancha oscura, pecas de la luz ultravioleta en el espejo

Manchas oscuras

Tres causas diferentes pueden explicar la aparición de manchas hiperpigmentadas: estados inflamatorios, alteraciones hormonales o el uso de suplementos/fármacos fotosensibilizantes.

La hiperpigmentación posinflamatoria puede ocurrir como resultado de un traumatismo cutáneo leve pero repetido, causado por ejemplo por depilación con cera, frotamiento excesivo, foliculitis o acné seguido de una exposición solar excesiva.

Las manchas por cambios hormonales son frecuentes en personas que sufren cambios en el nivel de hormonas en la sangre, como puede ocurrir durante el embarazo, la menopausia o con el uso de anticonceptivos orales, o por causas endocrinas. Las áreas que suelen verse más afectadas son la frente, los pómulos, el mentón y la porción entre el labio superior y la nariz.

Otras veces, normalmente la mayoría de ellas, aparecen manchas oscuras por una producción excesiva de melanina en la epidermis (en la fase temprana) y en la dermis (en la fase tardía). Por otro lado, la aparición de manchas oscuras provocadas por la toma de suplementos (a base de bergamota o hierba de San Juan) o medicamentos fotosensibilizantes (algunos antiinflamatorios a los antibióticos), a pesar de ser muy comunes, ni siquiera es tan rara.

Puntos de luz

Las manchas pueden destacarse del resto de la epidermis por ser más claras. Esto sucede cuando los melanocitos de la piel no pueden producir suficiente melanina. Las causas se pueden atribuir a:

  • Una situación constitucional, a menudo asociada a enfermedades de la piel no contagiosas que conducen a la formación de manchas blanquecinas;
  • pitiriasis versicolor (o hongo de mar), una levadura que puede dar lugar a manchas inicialmente más oscuras y gradualmente más claras;
  • La hipomelanosis guttata idiopática es un trastorno de la pigmentación de la piel causado por el daño crónico de los melanocitos y la piel debido a la exposición excesiva al sol.

Problemas de la piel y cicatriz del acné, Antes y después del tratamiento del cuidado facial del acné, Concepto de belleza, Cara del paciente del examen de la mano del médico.

Eliminar las manchas solares

Deshacerse de las manchas solares no es fácil, y cualquiera que haya padecido esta afección lo sabe bien. Prevenir, especialmente en este caso, es mucho mejor que curar, por lo que siempre se debe usar protector solar, incluso cuando ya se está bronceado.

Sin embargo, si hasta hace unos años eliminar las manchas solares de forma definitiva era algo realmente difícil, hoy en día ya no lo es. De hecho, tras años de intentos y propuestas provenientes de las más dispares ramas de la medicina, ahora existe una solución eficaz, rápida, indolora y definitiva: la láserterapia.

Puntos láser

Existen varias soluciones para tratar y eliminar las manchas solares. Estos son métodos que aprovechan el poder de los rayos de luz para eliminar por completo las manchas pigmentadas o vasculares.

En función del tipo de manchas y de la situación de partida, junto con el médico estético se busca la solución más adecuada para el paciente. De esta forma, es posible estudiar un camino ad hoc y personalizado, capaz de minimizar y borrar estas molestas manchas en el menor tiempo posible.

Cualquier método de terapia con láser no es doloroso y se realiza en la clínica. De esta manera, las imperfecciones pueden corregirse sin dañar los tejidos circundantes. Es muy importante elegir un cirujano plástico, quien deberá informarle sobre las precauciones a tomar antes y después del tratamiento.

Después de la sesión, por ejemplo, el enrojecimiento es fisiológico e inevitable. Después de tratar la zona, es mejor evitar el sol directo durante al menos 30 días, por lo que es necesario exponerse únicamente con una crema de alta protección, aplicada con frecuencia. El resultado final del tratamiento será apreciable al cabo de unos 2 meses y tras un ciclo de al menos 2 o 3 sesiones.