Lifting de Muslos y Brazos: todo lo que necesitas saber

El lifting de muslos y brazos es una de las operaciones más solicitadas en el campo de la cirugía estética y se trabaja en la zona de los miembros superiores o inferiores para eliminar el exceso de piel o grasa.

Esta situación puede darse, tanto en hombres como en mujeres, tras una fuerte pérdida de peso tras una dieta o cirugía bariátrica, o en el caso de laxitud muscular por envejecimiento y falta de actividad física.

Hablamos de una intervención que permite el lifting de la zona tratada y la remodelación de las extremidades para recuperar una imagen más juvenil y encontrar seguridad en tu cuerpo.

El lifting facial tiene dos grandes ventajas:

  • las cicatrices serán casi invisibles ya que se colocan en la zona de la ingle o en la parte más interna del brazo,
  • no se requiere hospitalización.

La intervención

Durante la visita preoperatoria, el cirujano discutirá con el paciente los puntos del cuerpo a mejorar, ilustrando cuál debe ser la preparación para la cirugía, los resultados y las consecuencias de la operación.

El cirujano estudiará la zona afectada, la flacidez de la piel y el tipo de incisiones que se pueden realizar. Es muy importante para el éxito de la operación que se realice un dibujo preoperatorio para identificar el mejor punto en el que realizar la incisión para que sea lo menos visible posible.

Antes de la cirugía es obligatorio realizar todas las pruebas prescritas durante la visita preoperatoria y suspender el consumo de tabaco, en el caso de pacientes fumadores, al menos durante unos días.

Captura recortada de una mujer joven con exceso de grasa en la parte superior del brazo con marcas de liposucción o cirugía plástica aislada en un fondo gris.  Los músculos flojos y caídos.  Exceso de peso.  concepto de belleza

Otro aspecto importante es la interrupción, siempre desde unos días antes de la operación, del uso de cualquier fármaco antiinflamatorio o anticoagulante (según indicación del cirujano durante la visita).

El día de la operación será necesario acudir acompañado, tener apoyo en las horas inmediatamente posteriores a la operación y ayunar al menos 7 horas.

Ambos liftings se pueden realizar con anestesia local con sedación consciente y duran unos 30 minutos, en el caso de un lifting de muslos, y 1 ó 2 horas si la zona afectada es la de los brazos.

La operación en los muslos se realiza con una incisión que parte desde el pliegue del glúteo hasta la zona de la ingle, tras lo cual se retira la parte de piel necesaria para permitir el levantamiento de la zona. En este punto, el cirujano procederá a la aplicación de las suturas y la venda elástica en toda la zona afectada (tanto la sutura como la venda se retirarán al cabo de una semana).

Postoperatorio

El postoperatorio de estas dos intervenciones no es doloroso, pero como toda operación requiere un mínimo de precauciones para evitar posibles descolgamientos de la zona.

Las cicatrices, en cuanto al lifting de muslos, quedarán ocultas por la ropa interior, mientras que las del lifting de brazos se situarán en la zona más interna de los miembros superiores y serán más o menos evidentes según la cantidad de tejido que tenga. sido eliminado

Durante unos días después de la cirugía, será muy importante prestar atención a la alimentación; de hecho, al menos durante el primer día es preferible tomar solo alimentos líquidos. Sobre todo en el lifting de muslos, como ya se ha comentado anteriormente, es recomendable llegar acompañado a la intervención para estar apoyado.

Además, en caso de hematomas o hinchazón, es útil usar medias elásticas o someterse a un curso de sesiones de drenaje linfático. En general, entre el resto de síntomas que se pueden encontrar tras el lifting facial, se encuentran posibles sensaciones de cansancio y entumecimiento de las zonas operadas, así como una posible hinchazón de la zona.

El cirujano, entre otras cosas, indicará la terapia farmacológica y las conductas correctas a adoptar. Después de la operación, el paciente deberá someterse al menos a un par de vendajes y evitar cualquier movimiento brusco de brazos o piernas durante al menos el primer mes.

Los resultados del estiramiento facial, luego del primer período inmediatamente posterior a la operación, serán evidentes de inmediato; esta operación conduce, de hecho, a un cambio radical en la zona de los miembros superiores o inferiores con un importante lifting cutáneo y un maravilloso rejuvenecimiento de la imagen.