Hablemos de Nutrición y Acné

El papel de la dieta en el tratamiento del acné es tan importante como el papel de la terapia, el protocolo para el tratamiento del acné. Por eso hoy te hablamos de la importancia de la dieta en el tratamiento de este problema.

El acné es una enfermedad inflamatoria de la piel que afecta con mayor frecuencia a la cara, el cuello, el escote, los hombros y la espalda. Su formación provoca un exceso de sebo y una descamación alterada de la piel, mientras que los factores que conducen a la aparición del acné son varios, desde la predisposición genética hasta los cambios hormonales, el estrés y otros problemas de la piel.

A lo largo de los años, un número cada vez mayor de niños y jóvenes se enfrentan a este problema.

¿Por qué se debe iniciar el tratamiento del acné lo antes posible?

¡Porque su duración media es de 6 años!

Este es un problema grave, que debe ser tratado exclusivamente por un dermatólogo. Durante el tratamiento, es importante considerar todos los aspectos de ese proceso, entre los cuales la dieta juega un papel importante y muy importante.

Mujer joven antes y después del tratamiento del acné.  Concepto de cuidado de la piel

¿El acné y las espinillas son el resultado de consumir chocolate?

Aunque se cree ampliamente que el acné y las espinillas son causados ​​por el consumo de chocolate, se ha demostrado que es el prejuicio más común.

Un grupo de dermatólogos de la Universidad de Pensilvania realizó un estudio con un grupo de adolescentes que tenían un problema de acné.

El 65% de ellos se dio a la tarea de consumir 450 g de chocolate todos los días durante un mes. Al mes siguiente, comieron tabletas de azúcar, pero la condición con acné no empeoró. Esto llevó a la conclusión de que el “culpable” solo puede detectarse analizando toda la dieta.

¿Cuál es la conexión entre el acné y la dieta?

Durante el tratamiento del acné, es necesario evitar algunos alimentos o reemplazarlos por otros similares, mientras que la ingesta de ciertas vitaminas y minerales es obligatoria, y en cantidades mayores.

Así, por ejemplo, demasiado yodo en la dieta puede irritar los poros y provocar su propagación y, por lo tanto, un aumento del número de acné. El yodo se ingiere utilizando sal yodada, que debe sustituirse por sal del Himalaya durante el tratamiento. También es sorprendente que se encontraran mayores cantidades de yodo en la leche y la comida rápida.

La comida rápida contiene hasta un 30 % más de yodo que los valores permitidos recomendados, mientras que el yodo en la leche es causado por el uso de medicamentos o la posible contaminación durante su procesamiento.

También se debe tener en cuenta la ingesta de alimentos con un índice glucémico alto.

En primer lugar, es necesario reducir el uso de productos de confitería, sustituir el chocolate con leche por negro, elegir fruta fresca, y no confitadas, en conserva o fruta en forma de zumo.

Alimentos nutritivos para el bienestar de la salud del corazón mediante la dieta del colesterol y una nutrición saludable comiendo frutas y verduras limpias en un plato para el corazón recomendado por nutricionistas y médicos para el bienestar del paciente

Debido a la gran importancia del zinc en la prevención y desarrollo del acné, se debe hacer énfasis en el uso de alimentos que contengan este mineral. En el plan de alimentación diario es necesario aumentar la ingesta de cereales integrales, germen de trigo, legumbres y pavo.

Una dieta variada y equilibrada rica en fibra (verduras, cereales integrales, frutas) con un aporte moderado de grasas saturadas (lácteos, carnes rojas y alimentos procesados) y un aporte equilibrado de proteínas, favorece la reducción del acné.

Le recomendamos que, luego del examen de nuestros dermatólogos, con el análisis del cuadro sanguíneo, programe una consulta con nuestro nutricionista. Él, en base a toda la información, determinará una dieta individual y un plan de suplementación.

El trabajo de un dermatólogo y un nutricionista es la clave con la que podemos de forma muy sencilla, pero profesional y exhaustiva, llegar a una solución a su problema.