Aumento Natural de Senos

Durante años, los pacientes nos han preguntado si podemos tomar la grasa de un lugar en su cuerpo y ponerla en otro. Intentos anteriores de transferencia de grasa autóloga en la mama no han llegado a tener éxito debido a técnicas que resultan en una supervivencia de la grasa que queda lejos de ser óptima. En la actualidad, la ampliación de mama mediante la técnica de transferencia de grasa autóloga emplea los últimos avances tecnológicos en la recolección de grasa mediante transferencias de células madre adultas. La transferencia de grasa autóloga con procedimiento de transferencia de células madre ofrece hoy en día a las mujeres la opción de agrandar sus pechos usando su propia grasa y sin el uso de implantes sintéticos.

Se usan técnicas avanzadas para extraer la grasa y transferirla al pecho. Las células madre han surgido como una técnica para mejorar la supervivencia de la grasa transferida. Una vez se cosechan estas células madre, se combinan con la grasa y se inyectan en la mama. La inyección de la grasa junto con las células madre resulta en un aumento general del pecho de unos 200cc a 400cc. Esto permitiría un aumento del tamaño de 1 taza. El resultado final son unos pechos más grandes muy naturales en apariencia y sensación, sin el riesgo de implantes. A diferencia de los implantes, este procedimiento no interfiere con las mamografías. Este procedimiento ofrece a las mujeres la opción de agrandar sus pechos con su propia grasa utilizando técnicas probadas y seguras virtualmente sin dolor y con un tiempo de recuperación de menos de 48 horas.

Seguridad y Efectividad

Durante 20 años la sociedad principal de Cirugía Plástica de los EE. UU. denunció la transferencia de grasa en la mama como un procedimiento peligroso. Esta decisión se basaba en la tecnología y las técnicas utilizadas hace 20 años. Los descubrimientos recientes han conducido al reciente levantamiento de esta prohibición en marzo de 2009. Muchos cirujanos plásticos no son conscientes de las nuevas y mejoradas técnicas, o del reciente levantamiento de esta prohibición y todavía desaconsejan este procedimiento a los pacientes. Los mitos más comunes que se escuchan entre los médicos que no están a la última de estos cambios recientes son:

Mito #1: : La mayor parte de la grasa no sobrevive por lo que se necesita más de una cirugía
Verdad: Las nuevas técnicas han demostrado una supervivencia de la grasa del 70-85%. Las técnicas de células madre han demostrado una supervivencia de la grasa aún mayor. Los implantes mamarios alternativos podrían tener que ser reemplazados cada 10 años y los problemas como la cicatrización y la ruptura son comunes.

Mito #2: Las calcificaciones causadas por la cirugía pueden interferir con las mamografías
Verdad: Los estudios han demostrado que las mamografías digitales más nuevas pueden evaluar fácilmente las calcificaciones en la mama mientras que los procedimientos alternativos, los implantes mamarios, pueden bloquear más de la mitad de la mama de la vista de las mamografías.

¿Qué esperar después del procedimiento?

Aunque alentamos a los pacientes a moverse durante el tiempo de inactividad mínimo de 2-3 días, es importante que los pacientes tengan cuidado con sus senos durante las próximas semanas, mientras que las nuevas células de tejido graso “se fusionan” con su tejido graso existente.

Durante las dos primeras semanas, los pacientes pueden perder hasta un 1/3 del nuevo tejido graso. Por esta razón, es imprescindible que un paciente no aplique presión directa sobre los senos, como, por ejemplo, acostándose sobre ellos. Si un paciente no se compromete a este tiempo de inactividad, la mayor parte del tejido graso transferido puede no sobrevivir. Aunque este inconveniente es temporal, los pacientes pueden reanudar sus actividades normales a la semana 4 después del procedimiento.

¿Quién es la candidata ideal?

Cualquier persona que desee un aumento permanente del tamaño de un pecho natural en apariencia. El realce del pecho por procedimiento de transferencia de grasa autóloga es ideal para la persona que ha perdido la plenitud en el pecho debido a la edad, las fluctuaciones del peso, y la lactancia materna. Se puede esperar de este procedimiento un aumento en el tamaño de 1 taza y más plenitud. Sin embargo, aquella persona que no vaya a quedar satisfecha con un aumento menor de 1 o 2 copas debe considerar los implantes mamarios.

breast-augmentation_02 case-02-front