¿ES UNA ABDOMINOPLASTIA MEJOR QUE UNA LIPOSUCCIÓN?

Convenientemente ubicado para servir a las áreas Norcross, Georgia.


Al comparar la abdominoplastia con la liposucción, no hay un procedimiento que sea mejor que el otro; sin embargo, un procedimiento puede ser más adecuado para su caso individual.
En Atlanta Liposuction Specialty Clinic, nos especializamos en liposucción. Sin embargo, recibimos muchas preguntas sobre la abdominoplastia y cómo se comparan con la lipo. No hay “mejor” procedimiento, sólo el procedimiento que se necesita para lograr los resultados deseados. No debe hacerse una abdominoplastia si no la necesita; no hay beneficios adicionales para los pacientes que no la necesitan.

¿Qué es una abdominoplastia?

Una abdominoplastia, o Tummy Tuck, es un procedimiento quirúrgico invasivo que consiste en eliminar el exceso de piel del abdomen. Está diseñado para pacientes que tienen la piel flácida por el embarazo o la pérdida de peso y quieren “tensar” la apariencia de su estómago. Si bien la mayoría de los pacientes que se someten a procedimientos de abdominoplastia son mujeres, los hombres también pueden someterse a una abdominoplastia.
Los pacientes deben tener una cierta cantidad de piel sobrante para ser un buen candidato para una abdominoplastia. Algunos pacientes pueden necesitar una abdominoplastia completa, otros pueden salirse con la suya con una abdominoplastia ½ o ¼. Cada uno eliminará una cantidad diferente de exceso de piel; lo que se necesite dependerá del caso individual.

Debido a que requiere grandes incisiones, una abdominoplastia requerirá anestesia general. Durante el procedimiento, la piel se extrae estratégicamente de la parte inferior del abdomen. La liposucción se utilizará para contornear el abdomen. La piel restante se vuelve a coser a lo largo de la línea de las bragas. El ombligo se quita quirúrgicamente y se reubica para lograr una apariencia óptima. Habrá una gran cicatriz como resultado del procedimiento, pero estará oculta por la mayoría de la ropa interior o los trajes de baño.
Durante una abdominoplastia, se pueden realizar procedimientos específicos según sea necesario. El más común de ellos es la reparación de la diástasis de los rectos. La diástasis de los rectos es una condición que comúnmente afecta a las mujeres embarazadas y puede resultar en un estómago “chucho” que no es el resultado de la grasa (y por lo tanto no puede tratarse con una liposucción). Esto se puede solucionar cosiendo los músculos abdominales.

Las abdominoplastias requieren un largo e intenso proceso de recuperación y pueden ser muy costosas en comparación con la liposucción. Debido a esto, la mayoría de los pacientes optarán por la liposucción del abdomen a menos que se necesite una abdominoplastia para lograr sus objetivos.

¿En qué se diferencia la liposucción de una abdominoplastia?

La liposucción es la remoción quirúrgica de grasa de áreas específicas del cuerpo. Se puede realizar en combinación con procedimientos de estiramiento de la piel (como tratamientos con láser o tratamientos de radiofrecuencia), pero a diferencia de una abdominoplastia, no implica la eliminación de la piel.
La liposucción se puede realizar en una variedad de áreas del cuerpo, no solo en el abdomen. Estas áreas incluyen la parte interna y externa de los muslos, las caderas y la cintura, la espalda, los brazos e incluso el pecho masculino.
La liposucción es mínimamente invasiva y se puede realizar con anestesia local. Durante el procedimiento, se adormece la piel y se insertan pequeñas cánulas para succionar la grasa de las áreas deseadas. Estos pequeños huecos se crean con un punzón circular y no requieren incisiones. Son tan pequeños que se cierran solos y no requieren puntos. La recuperación de la liposucción generalmente toma cuatro semanas. Puede haber cicatrices mínimas, del tamaño de una peca, que desaparecerán durante los próximos meses.


Paciente real de liposucción, Atlanta Liposuction Specialty Clinic.

¿Qué necesito? Una liposucción o una abdominoplastia?

No hay un procedimiento que vaya a ser mejor que el otro en todos los casos. La verdadera pregunta es si necesita una abdominoplastia o si la liposucción sola le permitirá alcanzar sus objetivos. Si no tienes piel suelta o sobrante alrededor del abdomen, ¡hazte una liposucción! No hay ningún beneficio en hacerse una abdominoplastia si no la necesita (y ningún cirujano de buena reputación realizaría un procedimiento sin beneficio para el paciente).
Si tiene piel suelta en el abdomen que cuelga, necesita una abdominoplastia. La liposucción, incluso con el estiramiento de la piel, no será suficiente para tensar la piel y quedará con un “colgajo” (panículo). Esto requiere la eliminación de la piel para lograr un abdomen bien formado.
Si tiene diástasis de los rectos, es posible que necesite una abdominoplastia. La liposucción por sí sola puede eliminar el exceso de grasa, pero no podrá reparar quirúrgicamente la pared abdominal, lo que no logrará los resultados estéticos que la mayoría de los pacientes desean.
Habrá algunos casos en los que habrá una pequeña zona gris. En estos casos, depende de usted personalmente. Considere los resultados con los que estará satisfecho y si está dispuesto a someterse al procedimiento de abdominoplastia más invasivo para lograr un abdomen apretado.

Abdominoplastia

  • Elimina la piel suelta
  • Puede reparar la separación abdominal
  • Requiere anestesia general
  • 3-4 semanas de tiempo de reincorporación al trabajo
  • Varios meses de tiempo de recuperación.
  • Gran cicatriz
  • Cuesta mas de $10,000

Liposuccion

  • No quita la piel suelta
  • Puede realizarse bajo anestesia local o general.
  • Regreso al trabajo de 24 a 48 horas
  • 3-4 semanas de tiempo de recuperación
  • Casi sin cicatrices
  • Costo empeza desde $ 4,500 por 1 area

¿Aún no estás seguro de cuál es el adecuado para ti? llámenos de lunes a viernes y con gustos resolveremos sus inquietudes..